RECUBRIMIENTOS ACTIVOS PARA EXTERIORES

El sol descompone activamente la suciedad y la lluvia hace el efecto de lavado, ya que convierte la superficie en hidrófila. (El agua se dispersa en la superficie en una fina película que se extiende y se seca rápidamente).

Las estructuras tratadas pueden mantener inalterado el aspecto estético de las superficies durante un largo periodo de tiempo, así como contribuir a la reducción de muchas de las sustancias nocivas responsables de la contaminación atmosférica.

Para aplicar en :

Yeso, ladrillo, hormigón, etc.

c1

Superficies de cristal y cerámica

c5

Aluminio, acero inoxidable

c2

Piedra y hormigón

2

Diferentes tipos de plástico

c7

Termodinámicos, térmicos y fotovoltáicos

c6

Pinturas en diferentes tipos de fachadas

c3
PROTEGIENDO NUESTRO ENTORNO

La protección del medio ambiente y el uso de tecnologías verdes sostenibles es una necesidad absoluta para las generaciones futuras. De ahí nuestro compromiso de proteger nuestro entorno a través de los sistemas innovadores. De esta manera contribuimos de forma efectiva y duradera a la descontaminación medioambiental de nuestras ciudades.
Con la aplicación de nuestros recubrimientos (protección activa para exteriores) las estructuras y superficies protegidas facilitan la eliminación de diferentes contaminantes presentes en la atmósfera (óxidos de nitrógeno, formaldehido, benceno y compuestos orgánicos volátiles), cuyo principal origen, en las área urbanas, son las emisiones generadas por los automóviles, fábricas, calefacción de los hogares, entre otros.

SE CONVIERTEN EN SUPERFICIES AUTO LIMPIABLES

Beneficios que aportamos :
  • Antimoho, antivirus, antibacterias
  • Efecto de autolimpieza (en fachadas, estructuras, monumentos)
  • Easy-limpieza (la mitad del esfuerzo y del tiempo)
  • Larga duración (hasta cinco años)
  • Funciona sin intervención humana los 365 días del año
  • Ahorro en los costes de mantenimiento
  • Reduce la contaminación atmosférica